LOS 4 TIPOS DE
ROCIADORES CONTRA INCENDIO

La protección contra incendios es de suma importancia en edificios comerciales en caso de emergencia. Una de las mejores medidas preventivas para la seguridad de sus empleados y su propiedad es la instalación de sistemas de rociadores contra incendios. Hay cuatro tipos principales de sistemas de rociadores contra incendios a tener en cuenta al elegir el adecuado para su edificio comercial con su compañía de seguridad contra incendios:

Rociadores de acción previa

Los sistemas de rociadores contra incendios de acción previa se llenan de aire cuando no se usan y el agua fluye a través de ellos cuando se activa el detector de humo. Se requieren dos disparadores para iniciar el flujo de agua desde ellos. Los rociadores de acción previa son útiles, ya que pueden configurarse para evitar que salga agua en caso de que ocurra una falla mecánica o una falsa alarma. El sistema de acción previa suele ser bueno para lugares donde los rociadores solo son necesarios cuando se produce un incendio real, por lo que el daño por agua no es tan frecuente. Estas áreas pueden incluir centros de datos, sistemas de rociadores contra incendios, bibliotecas u otros lugares con elementos de alto valor.

Rociadores de tubería húmeda

Como su nombre lo indica, los rociadores contra incendio de tubería húmeda se llenan constantemente de agua. Esto les permite reaccionar rápidamente en caso de incendio. También son el tipo de rociador contra incendio más comúnmente instalado en los edificios. Un edificio de oficinas de varios pisos o de gran altura sería donde se instalan tipicamente. Este tipo de sistema de rociadores contra incendios es conocido por ser típicamente de bajo mantenimiento y rentable.

Rociador de tubería seca

De manera similar a los sistemas de acción previa, los rociadores contra incendio de tubería seca usan aire a presión en las tuberías, que salen antes del agua. Esto puede causar un poco de retraso antes de que se descargue el agua, pero es una buena opción para edificios en áreas más frías para que las tuberías no se congelen en invierno. Cuentan con una herramienta de apertura rápida que ayuda a eliminar el aire en la tubería y aumentar la velocidad del flujo de agua.

Rociadores de Diluvio

También similar a un sistema de acción previa, el sistema de rociadores contra incendio de diluvio también requiere un detector de humo o calor. Este sistema presenta boquillas abiertas en los rociadores que pueden usarse cuando se produce un incendio. Los sistemas de diluvio son buenos para edificios con productos químicos peligrosos o líquidos inflamables.